La termoterapia

Elimina la flacidez, la celulitis y la grasa localizada sin cirugía, sin efectos secundarios y con resultados visibles desde la primera sesión.
Con la termoterapia, el aumento de la temperatura se produce interiormenle en toda la masa corporal, desde dentro hacia fuera, con mejores resultados y menos riesgo.
El tratamiento consiste en aplicar un inductor de radiofrecuencia mediante movimientos circulares, a una temperatura de entre cuarenta y dos y cuarenta y cinco grados en la zona a tratar. Puede aplicarse en el abdomen, los muslos, las rodillas, los brazos, las caderas, los glúteos….

Esta entrada fue publicada en Termoterapia, Tratamientos corporales y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>