Cirugia plastica reconstructiva de orejas

Las orejas separadas son un defecto de nacimiento, que puede ser corregido a partir de los ocho años de edad, con una cirugía sencilla. La técnica tradicional, que se ha limitado a dar tres puntos maestros de sutura para pegarlas por detrás, ofrecía resultados parciales por las numerosas recidivas y el riesgo de desgarramientos.
EL POSTOPERATORIO:
La intervención finaliza con un vendaje clástico para comprimir las orejas, que se lleva durante cinco días a modo de “diadema”. A partir de entonces, se puede lavar la cabeza diariamente.
Dado que las orejas son muy sensibles, puede resultar una intervención molesta o dolorosa durante los primeros días, dependiendo de cada paciente.

Esta entrada fue publicada en Cirugía estética, Otoplastia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>