Tratamientos caseros para la celulitis

Tratamientos caseros muy sencillos:
Con aceites esenciales:
Es preferible utilizar una tina de hidromasajes para una mayor efectividad. Al agua de la tina se le añade 10 gotas de aceite vegetal, los más aconsejables son los de hiedra, salvia o romero. Con este tratamiento se busca activar la circulación linfática para así drenar la retención de líquido intersticial.
Con algas:
Los baños o emplastos de algas constituyen un tratamiento anticelulítico muy eficaz. En caso de celulitis edematosas, la más recomendable es la “Laminaria o Fucus vesiculosis”, por su alto contenido en yodo y gran concentración de sales minerales. Para prepararse un sencillo baño con ella, primero debe hacerse lo siguiente: llenar una bolsita de tela con 300 grs. de algas secas y ponerla a hervir durante 10 minutos. Mientras tanto friccionar las zonas afectadas con un guante de crin y luego sumergirse en un baño a 35-409 C junto con la bolsita de algas y el agua de la olla.
Con cremas:
|Si bien no son milagrosas, combinadas con una dieta equilibrada, un buen masaje y una sana actividad física, pueden resultar mucho más eficaces. Las cremas más aconsejables son aquellas que contienen sustancias antiedemas como las algas, ortiga, cola de caballo y aceite de jojoba. Todas ellas mejoran la circulación y deben aplicarse con enérgico masaje para que penetren mejor.

Esta entrada fue publicada en Eliminar celulitis, La celulitis y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>