El cuidado dental

Mejor prevenir que curar.
Los dientes no son simples huesos, sino pequeños órganos cuya importancia desestimamos la mayoría de las veces. La anatomía de los dientes es mucho más compleja que lo que suelen mostrar sus dibujos en corte transversal. Lo es-cencial es cómo protegerlos y cuidarlos para evitar su deterioro.
1 Higienice sus dientes al menos dos veces al día.
2 Cepille cuidadosamente cada una de las piezas dentarias por todas sus caras: la parte interna y externa, sin olvidar los molares más alejados.
3 Utilice hilo dental, ya que existen pequeñísimos restos de alimentos que el cepillado no limpia.
4 Las encías requieren el mismo cuidado que los dientes; emplee un cepillo suave masajeándolas en forma circular.
5 Limpie su cavidad bucal con un enjuague antiséptico.
6 No abuse del cigarrillo ni del alcohol. Manchan el esmalte.
7 Por la misma razón, evite el consumo excesivo de té y café.
8 Busque una alimentación equilibrada, en la que abunden frutas y legumbres, vitamina D (aceite de oliva, verduras, hígado), calcio (leche, queso, manteca, cereales) y flúor (arroz, espárragos, huevos y tomates).
9 No consuma mucha azúcar y evite las golosinas,
porque estimulan la reprodución de bacterias nocivas.
10 Visite dos veces al año al odontólogo para una revisión de rutina.

Esta entrada fue publicada en Implantes dentales, La salud dental y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>