Venas varicosas

Mapa del sistema venoso.
Comencemos por el principio. ¿Qué es una vena?, cualquiera de los vasos o conductos por donde vuelve al corazón, la sangre que ha corrido por las arterias.
El sistema venoso parece una obra de ingeniería. Y comprender sus mecanismos es menos complicado de lo que parece. Veamos cómo está constituido. ” Venas superficiales: están inmediatamente por debajo de la piel. Su función es drenar la sangre de las zonas superficiales a las profundas. En las piernas se destacan la safena interna y la externa. Ambas nacen en la ingle, pero la interna va por detrás de la pierna, mientras que la externa la recorre por delante
* Venas profundas: están ubicadas en el fondo de los tejidos, bien protegidas, con un sólido soporte exterior que impide que se dilaten, ya que se encuentran dentro de la masa muscular.
– Venas perforantes: constituyen una red venosa que conecta las venas profundas y las superficiales.
* Venas comunicantes: intercomunican un mismo sistema, independientemente de la acción de las perforantes. Ejemplo: superficiales con superficiales, profundas con profundas.
Las venas están preparadas para devolver al corazón la sangre que llega a los miembros por las arterias. Entonces, cuando ésta recorre las venas, tiene que ir en contra de la gravedad. Para que este retorno se cumpla eficientemente, las venas (tanto del sistema profundo como del superficial) poseen válvulas que orientan la circulación de abajo hacia arriba, de manera tal que eviten cualquier aumento de presión que tienda a invertir esa “corriente”. Cuando una persona tose, ríe, o levanta un peso importante, al aumentar la presión abdominal, suele producirse un reflujo. Normalmente, las válvulas se cierran evitándolo, tanto en el sistema profundo como en el superficial.
En determinadas ocasiones y por diferentes razones, el trabajo valvular no se cumple eficientemente. Es entonces cuando aparecen las patologías venosas. En otras palabras, las várices.
Cuidado con los kilos:
No existen alimentos que puedan contribuir preventivamente a evitar la aparición de várices. Sin embargo, para quienes tengan una predisposición a la insufi-ciencia venosa, la obesidad puede actuar como factor desencadenante y generar várices. Es habitual en quienes aumentan de peso, que las venas de los miembros inferiores comiencen a desarrollar várices, aunque hasta ese . momento no se hayan manifestado. En resumen, el exceso de peso provoca la dilatación de las venas, impidiendo el adecuado funcionamiento valvular, con su previsible consecuencia: las várices.

Esta entrada fue publicada en Varices en las piernas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>