Tratamientos para la celulitis

Celulitis.
La celulitis suele aparecer después de la primera menstruación y -en resumen- se debe a que junto con los cambios hormonales se produjo una alteración local de la circulación de la sangre y de la linfa (líquido de drenaje). Entonces la adiposidad se acumula en el tejido subcutáneo que a su vez se va depositando en las diferentes capas de la piel (dermis y epidermis) formando la celulitis, también conocida como Upo-distrofia (alteración local de la grasa) o fibro-edema geloide (alteración de las fibras colágenas de la piel).
¿Qué hay de nuevo…? • Subcisión
Esta novedosa metodología tiene su origen en los Estados Unidos y es empleada para el tratamiento de las consecuencias estéticas de la celulitis.
De características microquirúrgicas, su aplicación consiste en trabajar sobre el tejido tensor (elástico) para que esté ticamente se corrija esa irregularidad llamada depresión celulítica.
Está indicada en aquellas personas con celulitis en estado avanzado.Es ambulatoria y se realiza en el consultorio médico con anestesia local, hielo, o parches anestésicos en el caso que fuera necesario.
El tratamiento consiste en el uso de una aguja muy fina cuya punto tiene forma cortante (similar a un bisturí) que penetra en la zona del pozo realizando un movimiento circular en dirección a las agujas del reloj. Así es como la aguja va cortando él o los tensores que están alrededor. Frecuentemente se produce un ematoma en la zona tratada que en unos días desaparece.
Según el especialista en medicina estética Raúl Pinto, “es bueno que esto se produzca debido a que esa acumulación de sangre se reorganiza para transformarse en fibras normales, propiciando el emparejamiento de la superficie dérmica”.
Se aplica una vez por depresión atacando la mayor cantidad de área afectada, y el tratamiento llevará entre media y una hora según la cantidad de depresiones.
Costo: entre $150 y $300 por sesión.
Indicado para la adiposidad localizada, el “recuperador celular” disuelve las grasas por calor específico, sin afectar la piel.
La endermología (izquierda) en contacto con la celulitis causa pliegues y succiona la adiposidad. La subcisión (abajo), corta el tejido tensor que forma la “piel de naranja”.

Esta entrada fue publicada en Eliminar celulitis, La celulitis y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>