Debilidad del sistema inmune

Fortalece tu sistema inmune.
Utimamente te sientes cansado, débil, tienes malas digestiones, notas que se te cae el cabello y te acatarras con facilidad. Despierta, no es un síntoma más de la crisis económica, esta vez es tu sistema inmunitario el que está avisándote de que se encuentra bajo mínimos. Nuestro cuerpo es una máquina genial dotada de mecanismos (la tos, los estornudos, el lagrimeo o la orina) y barreras naturales (la médula ósea, la piel, la flora intestinal) que nos protegen de las agresiones externas: infecciones bacterianas, virus, pólenes, algunas proteínas alimentarias e incluso de las células alteradas que pueden dar lugar a la aparición de tumores. Como decimos, estas defensas pueden ser innatas (linfocitos, fagocitos) o adquiridas, cuando las incorporamos tras una infección (anticuerpos, inmunoglubolinas). Sin embargo, factores habituales en la vida moderna como el estrés, la falta de descanso, una alimentación inmune insuficiente, los cambios bruscos de temperatura, el exceso de ejercicio o incluso algunos medicamentos pueden ir minando este escudo y favorecer la aparición de diversas enfermedades, fatiga, etcétera. Es entonces cuando debemos ponernos manos a la obra y echar una mano a nuestras defensas para fortalecerlas.

Esta entrada fue publicada en Cursos medicina estetica y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>