Entre adelgazar y bajar de peso

1 Prevenir la obesidad: No significa, simplemente, no haber engordado.

2 Modificar las condiciones del ambiente: más del 95% de los casos de sobrepeso y obesidad se deben a la combinación del factor genético y el ambiente.

3 Identificar los hábitos que hacen subir de peso: la vida urbana lleva a una alimentación perjudicial, rica en caloñas, grasas, azúcares e hidratos de carbono.

4 Disminuir el sedentarísmo: las posibilidades modernas de entretenimiento, trabajo y transporte tienden a la inactividad física, por eso, hay que dosificarlas.

5 Calcular el IMC, para saber si hay que adelgazar y bajar de peso a la vez (resultado mayor a 30) o si habría que analizar la composición corporal (25/30).

6 Para bajar la grasa, seguir una dieta en la que se consuman menos calorías de las que se gastan y hacer ejercicios.

7 Para mantener la masa muscular, hacer actividad física: así, el organismo buscará energía en las reservas de grasa.

8 Compensar con actividad física la cantidad de horas diarias que se permanece físicamente inactivo.

9 Tener paciencia: el proceso adelgazante comienza en el mismo momento del inicio de la dieta, pero los resultados serán visibles en unas semanas.

10 Seguir las recomendaciones mundiales de una alimentación saludable, contenidas en la pirámide de los alimentos (ver página anterior).

11 Hacer las 4 comidas diarias: un desayuno nutritivo, un almuerzo acorde a las tareas del momento, una merienda que controle el apetito y una cena más liviana de lo habitual.

12 Compensaciones lógicas: el desequilibrio nutricional que genera comer muchísmas calorías un día y sobrellevar un ayuno al día siguiente traen bajo nivel de resultados y altos riesgos para la salud.

13 No impacientarse: si quiere saber si adelgazó por la ropa, hay que tener en cuenta que 1 talle menos es equivalente a 5 kilos menos. Habrá que perder 5 kilos para notar la diferencia.

14 Consultar a un especialista para seguir una alimentación adecuada y equilibrada, que garantice resultados.

15 No creer que “adelgazar” y “bajar de peso” son conceptos opuestos, ya que tienen rasgos en común: adelgazar es quemar grasas y, a La vez. puede hacer bajar de peso.

Esta entrada fue publicada en Bajar de peso y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>