Tensar el rostro con radiofrecuencia facial

ONDAS QUE ELEVAN.
La denominada radiofrecuencia es una técnica que permite (mediante la aplicación sobre el rostro de electrodos que emiten ondas de distinto tipo) no sólo tensar los tejidos sino también estimularlos a regenerarse y aumentar la producción de sus naturales sustancias de sostén. Entre las últimas novedades en materia de radiofrecuencia se encuentra Thermage, nombre comercial de un procedimiento de efecto similar al lifting (el resultado es comparable 100%) pero sin bisturís, claro. Concretamente “es un lifting no quirúrgico que consigue tensar la piel y eliminar la flaccidez con radiofrecuencia localizada. Esto es, la entrega de calor localizada para lograr la activación del colágeno”, define Korzín.”Este tratamiento mejora, definitivamente, la calidad y el aspecto de la piel; le devuelve lozanía, luminosidad y aspecto joven”, agrega.

– Duración de la sesión: 1 hora a 1 y media.

– Cantidad de sesiones, 1 (única aplicación).

Esta entrada fue publicada en Arrugas en la cara y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>