La asombrosa eficacia de los ácidos de frutas

Redescubiertos en los años 90 por sus propiedades renovadoras de la epidermis, los ácidos de frutas son utilizados desde hace más de 20 años por los cosmetólogos por su gran poder hidratante. Algunos de ellos, como el ácido láctico, son componentes naturales del NMF. Un investigador americano ha demostrado muy recientemente que la combinación de ácido láctico y ácido glicólico, a concentraciones cosméticas (2-3%), mejora sensiblemente la hidratación de la epidermis e incluso de la dermis profunda.

Esta entrada fue publicada en Arrugas en la cara y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>