Masajes de descarga

PROTOCOLO DEL MASAJE DE DESCARGA:
Comenzaremos el masaje con pases suaves, lentos, prolongados y renovación venosa, que contribuirán también a devolver la estabilidad nerviosa. Seguimos con amasamientos, que consisten en traccionar los tejidos superficiales, elevando así los tejidos subyacentes. A continuación nudillares, que descongestionan los puntos particularmente – Estas manipulaciones se realizan sobre los grandes grupos musculares, desde el origen a la inserción.
Después realizamos una serie de contracciones que favorecerán el bombeo muscular y la salida de las sustancias de desecho a las dos principales circulaciones de retorno, las sanguínea y la linfática.
Continuaremos con una serie de movilizaciones articulares pasivas que reducirán las posibilidades de inflamación de cápsulas, ligamentos y tendones. Cabe señalar que en las articulaciones y tendones suelen depositarse gran cantidad de materias nocivas.
Finalizamos la sesión de masaje con una serie de pases suaves y renovación venosa, que nos ayudarán a regularizar la circulación y a equilibrar el estado nervioso.
La duración de este masaje deberá ser de 30 a 45 minutos, procurando terminar en la espalda, con un masaje relajante a base de pases suaves, largos y poco profundos.

Puntualización:
Si mientras realizamos este masaje nos encontráramos con algún punto de inflamación grave, rehusaremos cualquier clase de manipulación sin el consentimiento del médico, así evitaremos el riesgo de complicaciones peligrosas.

Esta entrada fue publicada en Tratamientos corporales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>