Los cosmséticos y el acné

Los cosméticos pueden agravar el acné. A los adolescentes y a las mujeres en la menstruación, las hormonas los tornan más vulnerables a la acción del propionibacterium acnés. Si se le suman factores hereditarios, la vulnerabilidad es mayor, “Los adolescentes cuyos padres presentan propensión al acné deben prevenirse doblemente, Lo mismo, las mujeres en período menstrual que tengan tales antecedentes”, explica la Dra. Borelli. La hormona masculina no es la única responsable del surgimiento de puntos negros y granos, El uso de medicamentos, cosméticos, productos oleosos o patologías como síndrome de Down, diabetes y alteraciones de las glándulas tiroidea y suprarrenal, pueden derivar en acné, incluso en los adultos. Para el Dr. Zielonogora los cosméticos pueden causar distintos tipos de acné: puntos negros o barritas, surgen luego de la aplicación constante de un producto – lesiones inflamatorias (pústulas), aparecen en 1 ó 2 semanas, ante la utilización de un nuevo producto. Debe suspenderse el cosmético y consultar al médico. En cuanto a la alimentación, no hay consenso. La Dra. Shirley Borelli afirma que los alimentos no deben ser incluidos entre los agentes de nesgo: “No existe ningún estudio que demuestre que la alimentación es un factor que empeora el acné”, enfatiza. El Dr. Zielonogora opina que, aunque algunos autores nieguen toda relación entre alimentos ricos en grasa y acné, lo mejor es estar alerta, “Cuando se desconfía del efecto de algún alimento, lo mejor es evitarlo”, dice.

Recursos anti acné: Unos cuidados de rutina pueden evitar el agravamiento del problema. La Dra. Borelli dice que la exposición moderada al sol mejora el acné, ya que actúa como un agente antiinflamatorio. “En exceso, provoca el efecto contrario. Estimula las glándulas sebáceas”, dice. El Dr. Zielonogora recomienda: “No se debe extraer los puntos negros. Al sacarlos, se puede romper la pared del folículo y el contenido se esparcirá hacia dentro de la piel, produciendo manchas, inflamaciones y cicatrices”. Algunas medidas profilácticas eficaces: usar cosméticos oil free en gel, lavar el rostro delicadamente, 2 ó 3 veces por día, para remover del exceso de grasa, bacterias y células muertas.Para aquellos pacientes propensos al acné, la Dra. Graciela Cuomo recomienda no abandonar jamás el tratamiento y realizar controles constantemente. Además, “Nunca apretar los granitos y los comedones o puntos negros, ya que éstos pueden dejar cicatrices. No desesperar,.. Siempre hay un tratamiento para recuperar las pieles con acné”, asegura la dermatóloga argentina. Hay que evitar tocarse el rostro constantemente. Binchas y ropas de gimnasia muy apretadas, en días de calor y humedad, pueden empeorar el acné. Las principales indicaciones son: tener un dermatólogo de confianza y no usar nunca productos que no hayan sido recomendados por el especialista.

Conclusión: La piel con acné necesita atención y cuidado, y, lo mismo que una piel normal, debe conservar su grasitud natural. Un delicado equilibrio que sólo puede alcanzarse con el diagnóstico que efectúa el dermatólogo, el tratamiento que éste indique y, por supuesto, la imprescindible ayuda de la esteticista.

Esta entrada fue publicada en Acné en la cara y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>