La limpieza de la piel y sus ventajas

La limpeza de la piel controla el acné: Contrariamente a lo que supone el común de las pacientes con acné, quienes llegan a la consulta desesperadas por aplicar cremas secativas, la cosmiatra Viviana Bustos explica que la zona irritada debe tratarse con productos descongestivos, refrescantes, hidratantes y nutritivos. La limpieza de la piel debe realizarse después de la anamnesis detallada y el análisis de la dermis y epidermis. A fin de controlar la incidencia de comedones, pústulas y quistes, la higiene debe repetirse en intervalos regulares. “Al comienzo del tratamiento lo mejor es un intervalo de 20 días entre una limpieza y otra. En una fase posterior, cada 30 días. La indicación vale también para las pieles muy oleosas, que deben ser sometidas a este proceso a cada 45 días. La remoción de los comedones es esencial para el control del acné, su ausencia inhibe la acción de la bacteria”, dice Sandra Seabra. Los agentes activos empleados en la higiene y tonificación suelen basarse en sustancias antisépticas (con extracto de romero), cicatrizantes (alfa bisabolol) y descongestivas (extracto de manzanilla).En la exfoliación cutánea, se emplea un gel abrasivo de semillas de apricot, que promueve un leve afinamiento sin agredir la piel.

Esta entrada fue publicada en Tratamientos para la piel y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>