Terapias alternativas para estar sano

 Terapias alternativas para estar sano

Con los últimos avances científicos en el campo de la física cuántica se ha demostrado que la materia vibra, y ello gracias a la energía. Eso significa que un quarc, que es la materia más pequeña hasta ahora conocida (aunque parece ser que aún hay materia en el interior de los quarc) está pulsando o vibrando continuamente.
Imaginemos por un momento los miles de millones de quarc que en este momento están vibrando en nuestros cuerpos y que están siendo sometidos a diferentes tipos de energía : Calorífica, Eléctrica, Magnética.
De ellas, la más desconocida por el hombre actualmente es la energía magnética, aunque se están realizando cada vez más estudios y experimentos serios sobre ella.
Uno de ellos determina que podría ser la explicación
científica de la sanación.
Cuando una persona sana una dolencia está utilizando sin saberlo, ya que no es visible ópticamente, energía magnética.
La mayoría de personas hemos experimentado más de una vez esta escena: ¿cuántas veces una madre pone su mano en la parte donde su hijo se ha hecho daño y ese niño que lloraba desconsoladamente, se serena e incluso dice que ya no le duele? ¿Por qué?, nos preguntaremos. Muy sencillo, por la energía magnética del amor.
El amor es el sentimiento altruista más elevado que existe, y, en consecuencia, el de mayor fuerza vital. En el momento en que una madre, que naturalmente ama a su hijo, le da la mano, emite, a través de ella, una energía polarizadora o lo que es lo mismo, equilibrante en el bloqueo de dolor que el niño tenía, y al disolver ese nudo la emisión a través de las neuronas es inmediata y la respuesta es el sosiego, la tranquilidad.
De igual modo, esa misma energía magnética la podemos utilizar para desbloquear nudos de tensión de tipo físico o emocional.

Todos estos canales y centros actúan como la circulación sanguínea y linfática pero a un nivel más sutil: el energético. Y naturalmente sobre los mismos problemas que tienen las «dilaciones físicas, pero en creciente medida. En el momento en que hay un obstáculo o dificultad en el trayecto, se crea un cúmulo de energía en ese punto que no puede superar y, consecuentemente, una inflamación que si no se corrige pasa al plano físico, en el que se perciben los síntomas característicos:
– 1er estadio: contractura si es un músculo.
– 2do estadio: irritación, si es un órgano.
– 3er estadio: úlcera, consecuencia de no remediar el anterior.
Es muy corriente oír que se padece primero de colon irritable y luego de úlcera de colon, o de estómago, debido al estrés o nervios, que no es otra cosa que energía acumulada no disuelta.
Esta energía acumulada se puede medir perfectamente en un momento de ira o irritación. Si no se descarga fuera de nuestro cuerpo físico se queda dentro, y, con el tiempo termina desestabilizando todo el sistema circulatorio energético, creando patologías emocionales y físicas.
Con el masaje equilibrante energético podemos re-conducir esos cúmulos o bloqueos para que, poco a poco, la circulación energética vaya funcionando normalmente.
No nos estamos refiriendo a ese tercer estadio, ya patológico, si no al primer y segundo estadio, donde físicamente se puede mejorar mucho el malestar emocional y físico. Para ello nos es imprescindible hacer un buen diagnóstico de la zona bloqueada, a través de preguntas test que nos situarán en el chakra que está acumulado o descristalizado.
También nos ayudaremos de terapias naturales equilibradoras adecuadas al tratamiento personalizado como son la:
– musicoterapia
– aromaterapia
– limos, barros o arcillas, cuando lo creamos necesario
– cromoterapia, etc..
Y naturalmente la persona que va a someterse a este tipo de masaje ha de estar en paz y armonía, siendo aconsejable unos minutos de relajamiento o meditación si se cree necesario, para poder estar en comunión con la persona a tratar.
Es importante tener en cuenta que, a la hora de realizar el masaje no debe haber ningún obstáculo metálico o de cuarzo que pueda interferir la energía magnética polarizados.

Esta entrada fue publicada en Tratamientos corporales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>