Archivo de la categoría: Dolores de pies

El dolor de pies y sus remedios

Trucos para prevenir el dolor de pies.

Cuatro son las causas más comunes del dolor de pies: esfuerzos excesivos, los zapatos estrechos, la obesidad y tener problemas circulatorios

EVITAR usar calzados que aprieten demasiado los pies y que dificulten la circulación sanguínea.

CAMINAR descalzo es una buena terapia, sobre todo por la playa, ya que favorece la circulación sanguínea.

USAR en casa unas zapatillas distintas a los zapatos de calle hace que los pies descansen algunas horas.

CUIDAR la higiene. Mantener un cuidado adecuado de las uñas, las impurezas y alteraciones de la piel.

UTILIZAR calcetines de hilo o lana, sin costuras o zurcidos gruesos, para favorecer la transpiración.

PREVENIR la obesidad. El aumento del tejido adiposo puede traer consigo los dolorosos “pies pronados”.

COMER sano. Procurar siempre llevar una dieta rica en alimentos que favorezcan el flujo sanguíneo.

ALIVIAR el dolor y la hinchazón con baños de pies en agua tibia con sal, y luego enjuagarlos con agua fría.

Publicado en Dolores de pies | Etiquetado , | Deja un comentario

Pies con juanetes

Temidos juanetes.
Por otro lado, si el extremo del hueso (metatarsiano) situado detrás del dedo gordo se dirige hacia afuera, puede rozar contra el zapato. La piel se engruesa sobre este punto y puede formarse un espolón óseo. Si éste se inflama y se toma doloroso puede ser una molestia casi intolerable. Es lo que vulgarmente conocemos como juanetes.
Con todo ello, si el malestar y el dolor en los pies es continuo y persistente e incapacita para la vida diaria es recomendable que acuda a un profesional sanitario para que realice un abordaje adecuado de dicha sintomatología.

Publicado en Dolores de pies | Etiquetado | Deja un comentario

El dolor de pies

Quién no ha llegado alguna vez a casa tras un duro día de aquí para allá y ha dicho aquello de “tengo los pies destrozados”. Y es que se calcula que el 90 por ciento de las personas han padecido en un momento u otro de su vida molestias relacionadas con sus pies.
¿Por qué me duelen los pies?
Cansancio, dolor, ardor, pies calientes y no relajados…, todas estas sensaciones desagradables en nuestros pies pueden deberse a diferentes causas, aunque, siempre que no haya síntomas más graves, son fáciles de aliviar al terminar el día.
Las causas más comunes del dolor de pies son básicamente cuatro:
En primer lugar, las que tienen que ver con un esfuerzo excesivo. Someter los pies a largas caminatas, a mucho ejercicio físico o, simplemente, permanecer durante muchas horas en pie pueden provocar el dolor.
También hay que tener mucho cuidado con los zapatos. Unos inadecuados, ya sea por su estrechez o su elevado tacón, son causa evidente de esta dolencia. Además, los tacones
excesivos pueden incluso terminar produciendo problemas en la columna.
Otro factor es la existencia de problemas que implican una circulación sanguínea insuficiente, ya que, después de realizar esfuerzos, la sangre se acumula en ellos, y la incapacidad de los músculos por el propio cansancio impide que sean capaces de bombear la sangre de nuevo hacia la parte superior del cuerpo, lo que provoca hinchazón y enrojecimiento. Si a las personas con una circulación normal les ocurre habitualmente, en aquellas con problemas circulatorios se incrementa el riesgo.
Y en cuarto lugar, la obesidad o el exceso de peso, que someten a los pies a un esfuerzo mayor del habitual, al tener que aguantar todo el peso corporal adicional.
Los pies, el espejo del alma
Además, en los pies podemos localizar otras enfermedades sistémicas, como pueden ser enfermedades reumatológicas como la artritis reumatoide o la espondilitis, que suelen comenzar con afectación en los pies; problemas endocrinos, como la gota, cuyo síntoma más frecuente es un fuerte dolor en el dedo gordo del pie; o los pies de los diabéticos, por las graves consecuencias que pueden acarrearles el mal cuidado de los mismos. Estos riesgos aumentan si la persona es diabética, si es de edad avanzada o si tiene problemas de circulación.
También hay otros padecimientos más severos que pueden manifestarse como dolor en la porción anterior o dorso del pie. A menudo provocan dolor intenso, aunque en muchas ocasiones pueden prevenirse: es el caso del Neuroma de Morton y de los juanetes. Los nervios que proporcionan sensibilidad al dorso del pie y a los dedos se extienden entre los huesos largos del pie, los metatarsianos. Los zapatos muv ajustados pueden comprimir estos nenio? entre los huesos, lo que ocasiona una inflamación en el nervio denominada Neuroma de Morton. La hinchazón es muy sensible a la presión y ésta puede provocar un dolor intenso. Si la presión es constante, también puede ocurrir cierto entumecimiento entre los dedos. El neuroma de Morton es más frecuente entre los metatarsianos tercero y cuarto y más común entre las mujeres que entre los hombres.

Publicado en Dolores de pies | Etiquetado | Deja un comentario