Archivo de la categoría: Shiatsu

Clases de shiatsu

Autoshiatsu facial.
Un suave masaje en el rostro aplicado por uno mismo puede ayudarlo a comenzar el día refrescado y renovado. Recuerde que los tsubo están conectados entre sí, por lo tanto cuando usted presione alguno de ellos iniciará una comente eléctrica que puede llegar hasta zonas lejanas situadas en el resto del cuerpo. Le resultará fácil ubicar y estimular los puntos del rostro. Al hacerlo con un masaje diario, conseguirá incrementar la circulación y limpiar las toxinas de los ganglios linfáticos (ver las fotografías que acompañan este artículo). Presione los puntos suavemente con la yema de los dedos durante unos segundos. Así estimulará diferentes terminaciones nerviosas, que lo ayudarán a relajar la musculatura del rostro y recuperar un aspecto vital. También obtendrá alivio para las migrañas, jaquecas y muchas de las tensiones corporales. Tenga la cautela de no presionar los párpados si utiliza lentes de contacto, y ejerza una presión liviana, que no provoque dolor. Para terminar pase las palmas de la mano por todo el rostro y juegue libremente con los pabellones de las orejas. Haga movimientos ascendentes en dirección a las sienes. Cuando desee estimular un punto determinado deténgase unos segundos presionando con la yema del dedo índice o mayor y luego continúe el masaje. Finalice con los ojos cerrados presionando muy levemente sobre el punto medio entre ambos ojos (tercer ojo) y despegue el dedo con lentitud, hasta restablecer la armonía y la calma. Que es, al fin y al cabo, el objetivo de esta técnica milenaria.

Publicado en Shiatsu | Etiquetado , | Deja un comentario

Tecnica de shiatsu

Relajándose con el shiatsu.
La siguiente secuencia muestra cómo relajarse por completo usando los pricnipios del shiatsu. De A a B, se elimina la tensión dorsal, luego en C, una suave presión libera la tensión del cuello. De allí, expirando, llegar a D. Finalmente, se adopta la posición E, manteniéndola durante 5 segundos, luego extenderse y contraerse tres veces más.
Ejercicios complementarios
• Respiración: el siguiente trabajo de respiración promueve el bienestar general y alivia los síntomas del estrés. Practíque-lo durante diez minutos cada mañana o por la noche y cada vez que se sienta “nervioso “: a) Siéntese sobre un almohadón sobre sus rodillas con la espalda recta, la barbilla doblada hacia el pecho, sin tensarla y las manos sobre el regazo, con la izquierda sobre la derecha y los pulgares tocándose suavemente. Si prefiere, puede sentarse en una silla, manteniendo la espalda recta y los dos pies apoyados en el suelo.
b) Cierre la boca y los ojos y concéntrese en el movimiento de entrada y salida de aire por los orificios nasales. Luego lleve la atención a la zona del abdomen y al ligero movimiento que ocurre en un punto situado entre el ombligo y el hueso pubiano. Cuando inspire utilice los músculos abdominales para ensanchar el área y al exhalar contráigalos.
• Concentración: en la misma postura, concéntrese en la respiración, pero esta vez contando cada inspiración y exhalación. Al inspirar imagine el número uno hasta soltar el aire, y vaya ascendiendo hasta el número 7 o el número 10. Luego haga la cuenta regresiva hasta llegar a 0. Esta gimnasia mental promueve la claridad y tranquilidad y estimula la creatividad tanto en el estudio como en el trabajo.
• Masaje de cuello: para aliviar al tensión de cuello y hombros párese con los pies separados a la altura de los hombros flexione ligramente las rodillas a fin de llevar el peso corporal hacia el centro de gravedad. Luego, con ambas manos masajee la zona posterior del cuello con la cabeza inclinada en un ángulo de 45 grados hacia adelante.
• Presión en la espalda: si siente tensión en la paite baja de la espalda coloqúese de pie con las rodillas semiflexionadas y presione con ambas manos los puntos localizados a ambos lados de las vértebras lumbares. Luego masajee la zona.
• Estimule muñecas y pies: siéntese en el suelo y presione diferentes puntos de las muñecas y los pies. Hágalo con las yemas de los dedos y también con todo el puño si necesita aplicar más energía. Estos ejercicios alivian sobre todo los problemas circulatorios y de articulaciones.

Publicado en Shiatsu | Etiquetado , | Deja un comentario

Shiatsu facial

Autoshiatsu facial.
En estas páginas se muestran algunos de los puntos faciales del shiatsu. Presionándolos de manera adecuada, se obtienen resultados asombrosos.
Labio Inferior:
El pliegue entre el labio y el mentón es un punto de presión clave para evitar mareos, náuseas y golpes de calor. Asimismo, la zona influye sobre dificultades respiratorias.
Punta de la nariz:
Un masaje circular de la yema del dedo sobre la punta de la nariz estimula la circulación, ayuda a drenar las toxinas del sistema linfático y a relajar el cuerpo.
Párpados:
Masajee en forma circular con una leve presión alrededor de los ojos. Especialmente indicado para aliviar los dolores de cabeza y la sensación de fatiga ocular.
Pómulos:
Friccione las mandíbulas superior e inferior y la zona de nacimiento de las orejas. Logrará mejorar la audición, asi como también aliviar dolores de oído y de muelas.
Frente superior:
Suaves movimientos circulares en la zona que va desde el centro de la frente hacia arriba, están especialmente dirigidos a lograr un estado de tranquilidad general.
Lagrimal:
Presione suavemente sobre las glándulas lacrimales (mantenga los dedos hasta un minuto y repita varias veces) es un excelente método para relajar todo el cuerpo.
Orejas:
Por detrás del lóbulo, llévelas hacia arriba y luego hacia adelante, indicado para eliminar sensaciones de malestar generales, no localizadas en ninguna zona en particular.
Tercer Ojo:
De acuerdo a los orientales, está sobre el entrecejo y controla el flujo sanguíneo en la frente y la nariz. Presiónelo y de allí vaya a toda la frente para eliminar preocupaciones.

Publicado en Shiatsu | Etiquetado , | 1 comentario

Manual de shiatsu

El tratamiento-diagnóstico.
Las sesiones de shiatsu generalmente se practican sobre una colchoneta en el suelo y el paciente puede permanecer vestido. El terapeuta hace un diagnóstico observando la postura del paciente, tomando el pulso, planteando preguntas y palpando el abdomen, a fin de localizar cuáles son las áreas más fuertes y más débiles en los órganos internos y el sistema de meridianos. La palpación abdominal es un método de diagnóstico que se desarrolló fuertemente en el siglo seis a.C. cuando existía una gran cantidad de terapeutas ciegos que aplicaban la medicina tradicional japonesa. Muchos especialistas de la época creían que todos los órganos podían ser evaluados y tratados aplicando presión en diferentes partes del abdomen, porque cada parte de éste se relaciona con un órgano interno determinado. Si una parte se siente blanda y débil al tacto, significa que el órgano interno correspondiente tiene problemas.
Una vez reconocida la zona mis vulnerable se procede a aplicar presión sobre sus distintos “tsubo ” -puntos ubicados a lo largo de líneas conocidas como meridianos de energía- utilizando las yemas de los dedos, los codos, puños y hasta las rodillas si es necesario. En algunas formas de shiatsu los terapeutas usan también sus pies buscando conseguir la máxima relajación y distensión de los tejidos. La presión debe ser sostenida y estable, en general no se realizan movimientos fuertes ya que se procura evitar el dolor innecesario. También se hacen estiramientos corporales y se trabaja sobre las articulaciones para movilizar la energía estancada. La respiración es un punto importante: tanto la del terapeuta como la del paciente, debe ser completa y relajada.
Una sesión de shiatsu habitualmente dura entre 60 y 90 minutos y finaliza cuando se ha logrado una total relajación. Conviene aclarar que la cura no consiste solamente en ejercer presión en cada punto, sino que antes de ese paso, ya se está concediendo un beneficio. Al auscultar el vientre o tomar el pulso, el shiatsuterapeuta no sólo busca detectar los problemas del paciente sino, al mismo tiempo tratarlos. Uno de los principios de esta práctica reza: “diagnóstico es tratamiento y tratamiento es diagnóstico”, porque cada toque tiene un efecto en el cuerpo y también proporciona al terapeuta la información necesaria para conocer a su paciente. Es por eso que el tratamiento puede ser usado simplemente como método de re-lax y también para aliviar una serie de problemas de salud.
Principalmente resulta exitoso para aliviar el estrés y tratar problemas del sistema nervioso, mejorar la digestión y la función menstrual, la concentración y la claridad mental; además promueve una buena postura y, muy especialmente, ayuda a aliviar los dolores de espalda y cuello.

Publicado en Shiatsu | Etiquetado , | Deja un comentario

Que es shiatsu

Shiatsu.
Sus dedos pueden hacer milagros.
Una práctica basada en los principios de la acupuntura, permite solucionar infinidad de problemas de salud con sólo un toque.
El término shiatsu significa “presión con los dedos” y es el nombre de una antigua y difundida forma de masaje. Este sistema terapéutico se desarrolló durante miles de años en el lejano Oriente, primero en China y luego en Japón, adonde fue cambiando a lo largo del tiempo. El shiatsu que se practica hoy en día también incorporó muchos de los conocimientos de la medicina occidental, aunque mantiene con ésta una diferencia básica: no busca atacar los síntomas de las enfermedades sino restablecer el equilibrio natural del organismo para estimular su sistema de autocuración. Precisamente, desde la perspectiva de la medicina oriental, una persona no se enfermará si se encuentra en equilibrio. En cambio, si no está sincronizada con el medio ambiente, esa desarmonía se expresa en un desorden en su interior y aparece la enfermedad. En ese momento, la función del médico consiste en ayudar al paciente a encontrar el camino para llegar nuevamente al equilibrio. De este modo un “shiatsuterapeuta” se encontraría preparado para tratar con cualquier tipo de problema que esté afectando a un paciente.
El shiatsu se basa en los mismos principios que la acupuntura, es decir la existencia de meridianos corporales a través de los cuales fluye la energía y utiliza varias técnicas para manipularla y restablecer la armonía.
Una forma de autoshiatsu: masajear con el índice este punto de la muñeca permite combatir náuseas y mareos.

Publicado en Shiatsu | Etiquetado , | Deja un comentario