Archivo de la etiqueta: cirugia estetica facial

El origen del lifting y cirugías de abdomen

Una de las primeras apronectomías abdominales (esto es, el retiro de grasa del abdomen) está fechada en Baltimore, en 1899. La realizó el Dr. A. Kelly a una mujer de 120 kilos a quien le extrajo un trozo de grasa de 90 centímetros de longitud por 30 de ancho, 7 de profundidad y 7 kilos de peso. Faltaban pocos años para el primer estiramiento facial, que llegó con el nuevo siglo. Sucedió en 1906, cuando el cirujano Erich Lexer operó a una actriz que, sin querer, le mostró el camino: antes de ir a dormir, la mujer se estiraba la piel de la cara hacia atrás, se vendaba fuertemente la frente y se sujetaba la venda con cintas de goma que pasaba por la parte posterior de la cabeza. Lexer copió este procedimiento realizando incisiones en forma de “S” detrás de las sienes, de las orejas y en el borde del cuero cabelludo donde “enganchaba” la piel que estiraba. Había nacido el lifting.

Publicado en Rejuvenecimiento facial | Etiquetado | Deja un comentario

Los precursores de la cirugía estética

Un precursor de la medicina estética fue sin dudas el bolones Gaspare Tagliacozzi (1545-1599), que distinguía entre chirurgia curtorum per insitionem (cirugía que sana mediante injertos) y chirurgia decoratoria (cirugía decorativa o “estética”, para utilizar una expresión más de estos tiempos). Curiosamente, el desarrollo de la chirurgia decoratoria fue impulsado por la aparición de la sífilis endémica, puesto que esta enfermedad venérea importada del continente americano tenía un signo visible muy estigmatizante: deformaba la nariz del enfermo, evidenciando así su condición de tal. Tagliacozzi ideó entonces una cirugía para reconstruir la nariz de los sifilíticos y lograr de este modo que pasaran inadvertidos. Vemos pues que fueron los hombres los primeros destinatarios de los esfuerzos de la cirugía estética y también sus primeros (y sufridísimos) pacientes. El procedimiento revolucionario de Tagliacozzi -que hoy causa espanto- consistía en cortar un trozo de piel del brazo del paciente y dejarlo colgando para que “no se echara a perder”, mientras aplicaba gasas en la carne viva para que cicatrizara. Al cabo de catorce días, el médico unía este colgajo de piel al muñón de la nariz y mantenía el brazo sujeto a la cabeza mediante un dispositivo durante veinte días más, hasta que la piel “trasplantada” se adhiriera al resto de nariz. Finalmente cortaba la piel Liberaba el brazo y el sujeto quedaba de este modo dotado de una imperfecta pero del todo más aceptable “nueva nariz”.

Publicado en Cirugia plastica y reparadora | Etiquetado | Deja un comentario

Otoplastia sin cirugia

A diferencia de los métodos tradicionales, en éste ya no se corta, ni se trata la piel ni el cartílago, por lo que la oreja no muestra ninguna cicatriz que permita revelar que ha sido operada.
Sus pacientes, ¿están satisfechos?
Muchos de mis pacientes son hombres entre 50 y 60 años, que a partir de esa edad se les empieza a caer el cabello y no pueden esconder sus orejas. Algunos de ellos, han llorado de alegría al verse en el espejo después de la operación.
Hay pacientes, que semanas después de la operación, me envían cartas de agradecimiento con fotografías de cómo eran antes y de cómo son ahora. Durante los diecisiete años que opere con el método tradicional, jamás me había sucedido esto.

¿Cómo es lavarse el pelo o ducharse después de la operación?
El mismo día de la operación, el paciente se puede duchar, pero sin mojarse la cabeza. El pelo se puede lavar a los dos días. Los puntos de inserción de la aguja, forman una costra y se secan en pocas horas, por lo que no importa si las orejas se mojan un poco. Después de tres o cuatro semanas, se pueden reanudar actividades como ir a la sauna o al solarium.

Publicado en Otoplastia | Etiquetado , | 6 comentarios