Archivo de la etiqueta: consejos para el insomnio

Consejos para dormir

El yoga es la más perfecta disciplina en el arte de la relajación. Sólo por eso ya asegura una efectividad asombrosa.
Para relajar los pies.
Apoyado en un pie, levante del suelo el otro y sacúdalo flojamente, desde el tobillo hacia abajo. No sacuda la pierna, sino solamente el pie. Luego cambie el peso del cuerpo y repita el ejercicio con el otro pie. Este ejercicio, muy bueno para calentar los pies fríos, debe realizarse con los pies descalzos.
Cuando sus pies estén hinchados y cansados, reclínese boca arriba en una superficie dura y apoye los pies contra una pared, puerta o mueble tan altos como pueda. Deje los brazos al lado del cuerpo, cierre los ojos y respire profundamente.
Este ejercicio también está indicado para personas que sufren de várices y es muy recomendable para el estrés.
Para relajar la parte superior del cuerpo
Coloqúese con los pies ligeramente separados, deje caer la cabeza flojamente hacia adelante y luego gírela despacio, como muerta, en un círculo similar al movimiento de las agujas del reloj. Deje caer a continuación los hombros hacia adelante, con los brazos colgando, y haga un movimiento con los hombros en el mismo sentido, manteniendo sueltos durante el resto del ejercicio a la cabeza y los brazos. Ahora, adelante el pecho y haga el mismo movimiento circular, pero incluyendo el pecho, los hombros, los brazos y la cabeza.
Finalmente, adelante todo el tronco desde la cintura para arriba moviéndolo despacio, como muerto, en sentido circular, inclinándolo al frente, de costado a la derecha, hacia atrás y de costado a la izquierda todo lo que pueda. Después de haber completado el círculo, repita los movimientos rotatorios en sentido contrario, comenzando con el movimiento más bajo y más ancho. En otras palabras, reitere el ejercicio al revés de cómo lo comenzó: primero el tronco, después el pecho, luego los hombros y finalmente la cabeza.

Publicado en Insomnio tratamiento | Etiquetado , | Deja un comentario

Consejos para dormir bien

A continuación, encontrará una serie de ejercicios útiles para lograrlo:
Para relajar los músculos del cuello.
1) Siéntese, con la espalda recta, en una silla dura o en el suelo con las piernas cruzadas.
Cierre los ojos y deje caer la cabeza suavemente hacia adelante, sin hacer el menor esfuerzo. Muévala despacio, pero continuamente, haciendo un giro completo, desde la derecha hacia la izquierda. Repita el movimiento tres o cuatro veces, haga una breve pausa y reanude el giro en la dirección contraria.
2) Deje caer la cabeza con suavidad hacia adelante, hasta que toque su pecho, y luego échela lentamente hacia atrás. Repita estos movimientos tres o cuatro veces, con los músculos faciales relajados.
3) Deje caer la cabeza hacia la derecha, enderécela, déjela caer hacia el lado izquierdo y luego póngala en su posición normal. Repita estos movimientos tres o cuatro veces.
4) Sacuda la cabeza de lado a lado, floja y suavemente, pero con movimientos rápidos y sucesivos, como si estuviera negando.
5) Deje caer la cabeza como si colgara suelta y repita el movimiento varias veces, como si estuviese afirmando.
Para descansar la vista
Siéntese ante una mesa en la que haya apilado suficientes libros como para que, al apoyar en ellos los codos y taparse los ojos con las palmas de las manos, quede ubicado de tal manera que su cabeza permanezca erguida. Ahora frótese las manos vigorosamente, hasta que sienta las palmas calientes, apoye los codos en los libros o cojines que tiene enfrente y ponga las palmas de las manos en forma de copa sobre sus ojos, con los dedos cruzados sobre la frente, de manera que las partes huecas de las manos se posen sobre los párpados.
Para relajar las manos y los dedos
Manteniéndose firme sobre su pie izquierdo, con el derecho tocando el suelo ligeramente, sacuda su mano derecha varias veces con la muñeca para abajo, como si quisiera secarla. No mueva todo el brazo en el movimiento, sino únicamente la mano. Cambie el peso del cuerpo hacia el mismo lado y, manteniéndose firme sobre el pie derecho, repita los movimientos anteriores, pero ahora con la mano izquierda. Este ejercicio es bueno para calentar las manos frías.

Publicado en Insomnio tratamiento | Etiquetado , | Deja un comentario