Archivo de la etiqueta: implantes dentales complicaciones

Implantes dentales tipos

¿Y qué es un implante?… básicamente consiste en introducir un tornillo de titanio (que puede tener variadas formas) y dejarlo allí, para que el hueso se vaya cicatrizando y regenerando alrededor del mismo, integrándose en forma inmediata o durante unos cuatro meses, (depende de la clase de implante que se realice). El fracaso consistiría -en este caso- si una fibra de tejido conjuntivo se interpone entre hueso y titatnio. Pero, afortunadamente el porcentaje es ínfimo. Pasado el lapso de cicatrización mencionado, se destapa la encía que lo cubría, se confeccionan los dientes nuevos y se los atornilla al hueco roscado del implante osteointegrado.
Durante los meses que demoran en cicatrizar las extracciones y los que tarda en integrarse el implante (en caso de no tratarse de una carga inmediata) sería oportuno la utilización de una prótesis convencional.
“El implante es indoloro, se realiza con una anestesia local y en el caso puntual en que el paciente se encuentre transitando por un estado de excesivo nerviosismo, se lo seda con un simple calmante (situación poco frecuente). El hueso no duele, ya que no tiene terminaciones libres como en el caso de la piel. Al hueso se lo perfora, se lo trabaja, se lo prepara para el implántense lo coloca y por último se lo cierra. Una vez que tenemos el implante dental se realiza la prótesis, como si fuera una raíz. En realidad, el implante vendría a suplantar a la raíz del diente y por lo general éste queda para siempre”, comenta el especialista.
Estos implantes son réplicas tan exactas que sólo pueden llegar a perderse por las mismas razones que se pierden los propios dientes: la falla de una perfecta higiene dental. La persona que padeció piorrea en sus dientes naturales, se debe cuidar especialmente.
“Para prevenir su caída es recomendable un muy buen cepillado dos veces al día, yo no recomendaría más -expresa el Doctor Brandan-, ya que de esta manera el paciente queda libre de la placa bacteriana, que es la que se acumula alrededor del diente y produce la enfermedad. Es necesario también el uso del hilo dental, ya que el cepillado no es suficiente. Las últimas estadísticas realizadas han demostrado que el cepillado elimina el 55% de la placa dental, el hilo el 40% restante, quedando así un remanente del 5%, que siempre se encuentra naturalmente presente en todo individuo”.
Además, lo aconsejable consiste en hacer una visita periódica al dentista (cada seis meses), porque estos cuidados postergarán la ineludible retracción de las encías (aquella que con el correr de los años deja las raíces naturales a la vista, y en este caso, el implante metálico).

Publicado en Implantes dentales, La salud dental | Etiquetado , | 3 comentarios