Archivo de la etiqueta: liposuccion papada

Lipoaspiración de papada

Imperceptibles. Las incisiones, tan pequeñas que casi no dejan cicatrices, se ubican cercanas a las zonas aspiradas. El tiempo de internación oscila entre 12 y 24 horas. La cirugía puede demandar entre 1 y 3 horas, según las áreas a tratar. Se emplea anestesia local para las zonas pequeñas y pendural o general cuando son varias. En caso de que existan concentraciones de grasa en la cintura, la lipoaspiración se puede complementar con otras cirugías, como por ejemplo, la dermolipectomía (plástica del abdomen).

Papada nunca más. La corrección de la “papada” contribuye a mejorar el contorno cervicofacial, especialmente del perfil de la mandíbula. La grasa es aspirada por una microcánula que se introduce por una incisión practicada abajo del mentón. Atrás de las orejas se hacen otras dos incisiones. El Dr. Días dice que los resultados van más allá de la eliminación del exceso de grasa, ya que también hay una retracción de la piel, que modela la región cervical. “La lipoaspiración del mentón es indicada para pacientes jóvenes, con buena elasticidad cutánea”, asegura. Los resultados se ven a partir del séptimo día y se vuelven definitivos luego de catorce días. Se aplica anestesia local y sedantes por vía venosa. Requiere atención como en cualquier acto quirúrgico, el preoperatorio exige varios cuidados. El Dr. Leonardo Dias nos recuerda que no sólo se trata de los infamables exámenes de rutina. Hay que tomar importantes recaudos y hacerlo desde 20 días antes de la cirugía. En este período, medicamentos como aspirina y antiinflamatorios están prohibidos, porque alteran la coagulación de la sangre que puede causar hemorragias durante la operación y graves complicaciones postoperatorias. También están contraindicados los comprimidos de ginkgo biloba y árnica. Los preparados adelgazantes deben interrumpirse 3 días antes de la cirugía. “La paciente debe informar detalladamente al médico que medicamentos está tomando”, dice el cirujano. El día previo a la cirugía, la alimentación debe ser liviana. Están contraindicadas las bebidas alcohólicas, así como la leche y sus derivados, que retardan el vaciamiento gástrico. Lo habitual es que el ayuno, incluso la ingesta de agua sean, como mínimo, de 9 horas. Por ejemplo, si la cirugía se lleva a cabo a la tarde, sólo hasta las siete de la mañana se puede comer frutas o beber jugos naturales, preferentemente con azúcar, que es una fuente de energía rica en glucosa.

Publicado en Cirugía estética | Etiquetado | Deja un comentario