Archivo de la etiqueta: trabajo de esteticista

Que esperan las clientes de la esteticista

La cliente sabe apreciar que se atiendan sus necesidades, que no se hable si ella prefiere permanecer tranquila y en silencio, que la esteticista tenga un carácter alegre y que se le expliquen una o dos anécdotas si desea distraerse. Ella desea ser escuchada sin que se la juzgue y aceptada tal como es. Es una prueba de atención a su persona.La cliente necesita que la esteticista se comporte como tal, y no como la terapeuta o consejera conyugal que no es, puesto que al proyectar su propia percepción de los problemas podría enrarecer todavía más la situación. Si la cliente es una persona inmadura, podría volverse contra la esteticista. Es aconsejable que ésta lleve los problemas a sus competencias profesionales: “Veo que está fatigada y le cae el cabello. Le aconsejo que utilice tal o cual producto” o bien: “Está estresada y a su piel le falta tonicidad; tengo lo que necesita”.Es cierto que en toda cliente que acude a una esteticista hay una necesidad de hacerse mimar, un deseo narcisista de reforzar su identidad. Sin embargo, la esteticista debe responder a esos deseos con su experiencia profesional, siendo particularmente acogedora en su recibimiento y en su tacto, aceptando a la cliente tal como es y escuchándola cualitativamente al principio del tratamiento. De esta forma es como la confirmará en su identidad. Sin embargo, la esteticista no está provista -sobre todo en sus comienzos- de recursos para resolver los problemas y las ansiedades de sus clientes. Para eso hay otros especialistas. Si se siente que una cliente está muy mal y desea expresar sus problemas, se le puede aconsejar que acuda a un terapeuta, que sabrá escucharla y aconsejarla. En resumen, para evitar cargar con los problemas de las clientes, hay que permanecer muy atenta a su demanda, aunque centrándose en el plano estético y no en el psicológico. Estos son los consejos que da el psicosociólogo Olwen Wolfe.

Publicado en Clinicas de cirugia estetica | Etiquetado | Deja un comentario

Consejos para las esteticistas

NO PUEDO PARAR A MI CLIENTE CUANDO EMPIEZA A HABLAR
“Mi cliente sufre de auténtica verborrea. Siempre temo cortarla demasiado bruscamente, ¿qué puedo hacer?”, se pregunta Nadia, una esteticista de 28 años. “Hay que llevar cuidado, en primer lugar, con no animar a la cliente a que hable -subraya Maryse Corval. Cuántas veces he oído decir a algunas esteticistas: “Es lo que le pasa a mi amiga…”, “Eso mismo le pasa a mi cuñado…”, “Justamente eso es lo que me ha dicho el médico…”, y patatín y patatán, la cosa no acaba nunca. Cuide pues de no alimentar esa chachara. Si no puede parar a su cliente porque va lanzada hablando de su tema favorito, es decir, ella misma, céntrese justamente en su persona: “¡Oh!, veo aquí una pequeña arruga, un herpes, la piel deshidratada, las cejas que necesitarían una depilación (elija el mejor argumento). Ha hecho bien en venir, vamos a arreglar eso, hace bien en cuidarse, etc., etc.” No dude tampoco en ser directiva: “Relájese, voy a darle un pequeño masaje”.
“Hacer una ficha por cada cliente tiene enormes ventajas” -subraya Maryse Corval- “pues la esteticista puede hacer de esta forma una prescripción de productos, una verdadera receta. Mientras que la cliente se viste de nuevo, o al final del tratamiento, se le aconsejarán los productos de los que se le habrá hablado durante el servicio”. Puede decírsele: “Creo que con este frío y con la calefacción tan alta que hay en las casas, su piel está muy deshidratada y en estos momentos necesita una protección especial”. Una variante: “Cuando ha entrado he visto que su piel estaba fatigada. Ahora que ha recuperado energía con el tratamiento, le aconsejo prolongar los beneficios de esta estimulación dándose masaje cada mañana con esta crema y completar su acción con un ligero peeling cada dos o tres días usando este exfoliante. Verá como los productos que se aplique penetrarán mejor en la piel”.
“Veo que le han gustado la textura y el perfume de los desmaquilladores que he utilizado. Esta loción le va particularmente bien a su piel. No olvide que el desmaquillaje es esencial para mantener una piel en forma y tónica”. Anote los productos aconsejados en la ficha y dé también a la cliente una pequeña ficha con los productos que le ha prescrito. Este tipo de receta que suele poner en marcha el mecanismo de la compra, da más autoridad al simple consejo. Usted es la especialista que receta los productos que ella necesita. Tanto si su cliente compra los productos como si no, déle justo antes de que se vaya al menos una
muestra que corresponda precisamente al producto prescrito y alábele los beneficios que le va a proporcionar con un tono de voz y una actitud totalmente naturales. No sería de extrañar que cuando una ha sido particularmente convincente, la cliente comprase el producto antes de salir del salón de belleza”.

Publicado en Cursos medicina estetica | Etiquetado | Deja un comentario

La relación en la clínica de estética

La cliente también puede preguntarse si a fuerza de tanto hablar la esteticista no le está dando un se vicio de inferior calidad ¿Qué sucede cuando, apr vechando que le queda poco de tiempo, la esteticista prolonga el tratamite para tener el placer (escuchar a su cliente y corresponderle? ¿No tendrá  la cliente la impresión, en próximas visitas, de que se le está “despachando”, de que se le está haciendo el servicio deprisa y corriendo dedicándole “sólo” una hora y cuarto? ¡El tiempo que se emplea en hablar es tiempo que se quita al servicio!
“Yo comparto todo con mi cliente, tanto las preocupaciones como las alegrías” afirma una esteticista, orgullosa de sus buenas relaciones con su clientela. “Eso está muy bien -replica Maryse Corval- pero ¿puede usted venderle sus productos si ha permitido que la cliente se extienda más y más sobre sus problemas económicos? ¿No tendrá mala conciencia si le ofrece las cremas que necesita conociendo al dedillo todos los gastos que soporta desde que se ha divorciado y sabiendo, además, que su marido no le pasa la pensión alimenticia?

Publicado en Clinicas de cirugia estetica | Etiquetado , | Deja un comentario